viernes, 24 de marzo de 2017

“GRIETAS EN EL SILENCIO"

"Una investigación sobre la violencia sexual en el marco del terrorismo de Estado” de a Analía Aucía; Florencia Barrera; Celina Berterame; Susana Chiarotti; Alejandra Paolini; Cristina Zurutuza. Rosario, 2013 . CLADEM e INSGENAR - pg.104.

“… El sistema de justicia, la memoria y la “reparación”
...la “reparación” es una palabra que usamos aquí en un doble sentido: la reparación institucional formal (material y simbólica, a través de mecanismos jurídicos) y la psicológica. En cuanto a la primera, fue necesario el paso del tiempo y la construcción de sentidos al interior del sistema de justicia para que las violaciones sexuales pudieran salir a la luz. En las entrevistas, la falta de sostén del sistema judicial en los juicios acaecidos en los 80 aparece reiteradamente; y como sabemos, bloqueo la emergencia del relato de los crímenes sexuales. Como argumenta Laub, citado por Jelin:
“La ausencia de otro a quien dirigirse, otro que pueda escuchar la angustia de las propias memorias, y de esa manera, afirmar y reconocer su realidad aniquila el relato. Y es precisamente esta aniquilación final de una narrativa que no puede ser escuchada y de un relato que no puede ser presenciado o atestiguado lo que constituye el golpe mortal..."


lunes, 6 de marzo de 2017

El Abuso de niños puede aumentar el riesgo del mal comportamiento de los adolescentes

Traduccion on line al español del artículo original en idioma ingles:   https://psychcentral.com/news/2017/03/01/child-abuse-increases-risk-of-adolescent-misbehavior/117048.html




Los investigadores han descubierto que un importante proceso de aprendizaje se ve afectado en los adolescentes que fueron abusados ​​cuando eran niños. Los expertos creen que este deterioro contribuye a patrones de  mala conducta más adelante en la vida.

La teoría sostiene el aprendizaje asociativo,  el proceso por el cual un individuo a nivel inconsciente enlaza de manera conjunta las experiencias y  los estímulos, en parte explica las causas por las cuales las personas reaccionan en general a las diversas situaciones de la vida real.

En el nuevo estudio de la Universidad de Pittsburgh del Profesor Adjunto Jamie L. Hanson, se detalla la relación entre las capacidades de aprendizaje asociativo deteriorados y los casos de abuso en la infancia temprana.

"Hemos encontrado que en primer lugar que un sentido más pobre del aprendizaje asociativo influye negativamente en los patrones de comportamiento de un niño durante las situaciones complejas y rápidamente cambiantes."

Es importante tener este conocimiento los psicólogos infantiles, trabajadores sociales, funcionarios públicos, políticos y otros profesionales que están trabajando activamente para desarrollar intervenciones ", dijo Hanson.

"Sabemos desde hace tiempo que existe un vínculo entre los problemas de comportamiento en los adolescentes y las diversas formas de adversidades tempranas de la vida. Sin embargo, la conexión no siempre está clara ni directa. Este estudio aporta información adicional sobre uno de los muchos factores de cómo llega a existir esta relación complicada ".

El estudio aparece en la  revista  Journal of Child Psychology and Psychiatry.
Para descubrir las relaciones entre la adversidad de la primera infancia y el comportamiento más tarde, los investigadores pidieron a 81 adolescentes entre las edades de 12 y 17 que jugaran juegos de ordenador en los que el niño tenía que averiguar qué conjunto de indicaciones visuales se asociaban con una recompensa.
Cuarenta y un participantes habían sufrido abuso físico a una edad temprana, mientras que los 40 restantes sirvieron como grupo de comparación. El aspecto más importante de la prueba, dijo Hanson, fue que las señales eran probabilidades, es decir, los niños no siempre reciben retroalimentación positiva.

"Los participantes que habían estado expuestos al abuso de la primera infancia eran menos capaces que sus compañeros a aprender correctamente qué estímulos eran propensos a dar resultados para la recompensa, incluso después de intentos repetidos ", dijo Hanson.

"En la vida  se dan a menudo de forma mezclada en poco o nada  los comentarios de nuestros seres queridos, jefes, padres y otras personas importantes en nuestras vidas. Tenemos que ser capaces de averiguar los que podrían ser  los mejores pensamientos para actuar a continuación ".

Hanson y sus colegas también observaron que los niños maltratados fueron generalmente menos expertos en diferenciar qué comportamientos podrían conducir a los mejores resultados para ellos personalmente poder interactuar con los demás.

Además, los niños maltratados visualizan con mayor pesimismo  la probabilidad de resultados positivos en comparación con el grupo que no había sido objeto de abusos. Tomados en su conjunto, estos hallazgos aclaran la relación entre el abuso físico y los comportamientos agresivos y perturbadores que a menudo afectan a los niños maltratados bien en las últimas etapas de la infancia.

Investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison, Universidad de Illinois en Urbana-Champaign y el Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano en Berlín, Alemania, también contribuyeron al estudio.


Acerca de Rick Nauert PhD
Dr. Rick Nauert tiene más de 25 años de experiencia en cuidado de la salud clínica, administrativa y académica. En la actualidad es profesor asociado de la Universidad de las Montañas Rocosas de Salud programa de doctorado profesionales en promoción de la salud y el bienestar. El Dr. Nauert comenzó su carrera como fisioterapeuta clínico y se desempeñó como gerente regional de una agencia de rehabilitación multidisciplinar que cotiza en bolsa desde hace 12 años. Él tiene grados de maestría en gestión de la aptitud de la salud y la administración sanitaria y un doctorado de la Universidad de Texas en Austin se centraron en la informática de la salud, administración de la salud, educación para la salud y la política sanitaria. Sus esfuerzos de investigación incluyen el área de telesalud con una especialidad en el manejo de enfermedades.

viernes, 24 de febrero de 2017

Derechos humanos de niñas y niños victimas de incesto y abusos sexuales.



Ponencia Jornadas sobre Abuso Sexual Infantil 13 y 14 de Abril en Santa Rosa, La Pampa.Argentina

_______________________________     de Graciela Dora Jofre.*

“… El tiempo es activo, produce. ¿Qué produce?   Produce el cambio.  El ahora no es el entonces, el aquí no es el allí,   pues entre ambas cosas existe  el movimiento.”                                                                                                                                                                                   Thomas Mann.

La mayoría de los operadores del sistema de justicia carece de capacitación para comprender las particularidades traumáticas y los efectos del abuso sexual infantil intrafamiliar y las conductas diversas que un niño puede manifestar frente a su padre abusador ( un papa que quiere y un papa que abusa y daña ) .-
Una notable falta de capacitación sumada a una actitud soberbia ( la ignorancia inflexible ) , con una mirada ideologizada nutrida de mitos sociales anquilosados sobre familia, paternidad, mujer y niño que permiten el maltrato institucional de estas mujeres y sus hijos.-

Suele oírse de boca de numerosos operadores de justicia (jueces, abogados, asesores de menores, asistentes sociales peritos forenses etc.) expresiones que desnudan la ideología solapada: “Este es el padre que te toco”  “Un padre es indispensable en la vida del niño” “… pero si es un padre proveedor , lo manda a buenos colegios …” ( sic )

Revictimización institucional, donde se maltrata a la  madre que protege y denuncia (estadísticamente son las madres quienes mayoritariamente denuncian estos delitos en contextos de divorcio). Se aísla al niño de su cuidado protector y  se invisibiliza al padre denunciado propendiendo a su reinvindicación social a través de variadas metodologías (revinculaciones, custodias compartidas forzadas , encuentros  “asistidos” con los padres agresores  ; reversiones de custodia al agresor ; “secuestros” judiciales  etc.).-

La separación es la última decisión que suelen tomar las mujeres que han sido víctimas de la violencia de genero.  Es el resultado de un proceso personal traumático que exige de ellas un grado máximo de coraje. 

El sistema de justicia argentino y de otras naciones en el mundo se encuentra impregnado ideológicamente de estereotipos y prejuicios que son funcionales a la impunidad de varones violentos y pedófilos enmascarados en roles parentales y permiten  el entrampamiento de las víctimas del delito, niños y mujeres ,  en los procesos judiciales.- Se hace realidad el laberinto angustioso plasmado por Kafka en su obra “ El proceso” .
Se contraria el sentido profundo y excelso del Derecho y el proceso judicial: la JUSTICIA.-    

Se afecta a los niños silenciando sus relatos o síntomas de abuso sexual, menospreciando y/o sospechando de la veracidad de sus declaraciones, erigiendo a la madre denunciante en el personaje pérfido y manipulador del niño.-  Esta concepción impregna el imaginario de los operadores judiciales cuando actúan frente a las denuncias de incesto o violencia de género y es producto de una ideología misógina y patriarcal.-  

Es la entronización de la idea de Familia- bunker  donde el Estado no puede interferir  ni indagar las conductas de los padres con los hijos.  La legitimación del rol paterno como valor “sagrado” y del adulto con su “presunción de inocencia”.

En el ámbito judicial del Derecho de Familia se ha propagado la metodología de las mediaciones, revinculaciones, visitas asistidas en conflictos de divorcio o separación con relación a los hijos sin disquisición alguna.- 

 La figura de la  “revinculacion” y sus vertientes ( custodias compartidas, encuentros supervisados y “asistidos” etc. ) en la esfera del Derecho de Familia y Civil y la del “impedimento de contacto” en la esfera penal constituyen metodologías represivas de Derechos Humanos de víctimas infantiles y de adultas/os  protectoras/os. Son propendidas por la ideología  “Familista” y pro pedófila  SAP; y  se obliga a niñas niños y adolescentes victimas de delito a volver al dominio de su victimario. Hay una siniestra similitud con las metodologías represivas de las dictaduras militares que asolaron Latinoamerica , es  la  “reconciliación sin reconocimiento”.  Los padres incestuosos jamás reconocen el delito.-

Se dispone del niño sin importar su integridad y su voluntad y se lo entrega al padre represor.  Se  castiga ferozmente a quien ha denunciado; en la mayoría de los casos será la madre  . El mensaje social es el mismo, la impunidad de estos varones violentos y abusivos enmascarados en su rol paterno, “apropiadores” de esos niños y el castigo feroz a la mujer que se atreva a denunciar: alejando a los niños de su cuidado.-

Sin importar los diagnósticos de abuso sexual infantil existentes ni los devastadores efectos que implica para el niño ver a su abusador  o padre violento se propende desde la Justicia y los organismos administrativos creados para su protección a estas “revinculaciones” que parten de los encuentros “supervisados” entre los niños y estos padres, avanzando en metodologías de mayor represión si hay oposición de las madres protectoras a cumplir (reversiones de tenencia, multas, cárcel etc.) .-

Conforman un proceso de entrampamiento para madres que denunciaron el delito de incesto y violencia y si no fuerzan al niño a ver al padre agresor perderán todo contacto con el hijo al que buscan proteger.- Las experiencias en el mundo, evidencian esta metodología represiva e ilegal sobre los derechos humanos de los niños y sus madres protectoras frente a la violencia de género o el incesto.-  Esa es la realidad: no se cree a las víctimas de violencia de género, del incesto y del abuso sexual infantil.-

Y si no logran la revinculacion en la esfera del juzgado civil tienen  otra arma dilecta: La norma penal del Impedimento de Contacto; norma inconstitucional y contraria a los principios de Derechos Humanos internacionales . Norma que propicia un  procedimiento “ejecutivo – exprés”  avasallador  de la integridad humana infantil y adolescente permitiendo  su  secuestro judicial, con el uso de la fuerza policial para sacarlos de su hogar aun contra su expresa negativa y voluntad. Y como toda estrategia manipuladora, esta norma no distingue género en su texto, pero en su práctica es usada mayoritariamente por  varones denunciados por delitos de violencia de género  o incesto  (o en reciente modalidad por los abuelos paternos cuando no lo logran sus hijos).-

La esencia de la tragedia de los niños en los procesos de familia está dada en que no permite el sistema de justicia a sus madres protectoras y denunciantes del incesto o violencia de genero  cuidarlos y protegerlos del padre agresor. Esa es la tragedia actual.

Permitiendo a las madres que han creido el relato infantil y adolescente  proteger  a sus hijos frente a la violencia o el abuso sexual, proveyéndoles del andamiaje jurídico defensivo para efectivizar ese cuidado y protección es como se evitara su revictimización  y se hará efectivo el principio del “interés superior del niño” constituido por el deber del Estado (los jueces y operadores judiciales somos estado) de CUIDAR Y PROTEGER la integridad de niñas y niños propendiendo a su recuperación emocional, psíquica y física . (arts.3,9,19,34,39 CIDN )

El nudo gordiano, el punto de partida es creer los relatos de las víctimas , mujeres y niños,  de delitos de violencia y abuso sexual .

Para quebrar esa impunidad de los padres agresores y permitir la recuperación y protección de los niños y de estas mujeres hay que  creerles.

Debe ser  contemplado su estado de extrema vulnerabilidad, acompañar a las victimas disponiendo todos los medios terapéuticos para su fortalecimiento y recuperación.

El Estado debe estar presente y activo en este proceso curativo.- 

Las madres protectoras (estadísticamente son quienes mayoritariamente denuncian el incesto)  deben ser sostenidas por el sistema de justicia porque como se ha expresado ellas también son víctimas de estos delitos.-

Resulta paradójico  el mito creado alrededor de estas mujeres y debiéramos preguntarnos  acerca de cuál es el beneficio en sus vidas al denunciar el incesto. Se observa en la práctica institucional administrativa y judicial como suelen ser flanco de un ataque sistemático y feroz de los padres denunciados en una escalada tendiente a lograr hacerles perder la custodia de los hijos que buscan proteger .- Se hace real en sus vidas la peor pesadilla de toda mujer que es madre : “ te quitaran los hijos” . El agresor logra su cometido: el control de su ex pareja a través de los hijos, y el silenciamiento de las víctimas infantiles del incesto.- Recupera esta vez por vías institucionales el poder.

El sistema de justicia es funcional al activismo agresivo de los padres denunciados por incesto o violencia.  Cree en ellos y presume maledicencia en ellas, las madres protectoras, menospreciando asimismo el relato de los niños y su capacidad de decir y relatar la verdad.

Deberíamos preguntarnos qué tipo de madres protege la sociedad y el Estado. Pareciera que solo se contempla a aquellas madres complacientes, cobardes o cómplices de  agresores y se  castiga a aquellas que han creído el relato de sus hijos,  se alejan del agresor mediante la separación o divorcio y buscan la protección judicial.

Las victimas del incesto también son estas mujeres que padecen el doble trauma: como madres por el daño causado a sus hijos y como mujeres porque el autor es aquel con quien establecieron un vínculo afectivo alterando su propia estima e identidad.  Es por ello que su conducta suele evidenciarse con una imagen de alteración y caos frente a agresores que se caracterizan por ser grandes simuladores sociales; los lobos con mascara de ovejas.  

Se sospecha de las víctimas y se invisibiliza al agresor. Se instalan mitos funcionales a la impunidad como aquel que dice que los abusadores sexuales infantiles son “enfermos” que quien abuso una vez no lo volverá a hacer, que quien es violento con la madre puede ser “buen padre “.-

Metodologías variadas con una ideología común: el Síndrome de Alienación Parental o SAP . Ideología creada por el medico Richard Gardner en EEUU  para defensa de padres denunciados por incesto y que ingreso a tribunales argentinos por impulso del articulo del ex juez Eduardo Cárdenas “El abuso de las denuncias de abuso”.  Instalando como ciencia una teoría invalidada en su país de origen y en el mundo por la comunidad científica; sin fuentes estadísticas para sus cáusticas conclusiones.

El gran motorizador de esta ideología SAP, enmascarada en un articulo pretendidamente científico y jurídico,  fue que la palabra del niño y su relato del incesto, estaba comenzando a ser creída por los jueces y  produciendo la condena de los agresores.-
El invento perverso del médico pedófilo estadounidense  Richard Gardner ( en sus libros existen innumerables citas que hacen apología de la pedofilia) les resultaba funcional y estratégico para desacreditar la voz infantil, atacar a aquellas madres que les creían, se divorciaban y denunciaban penalmente, y les permitía el aislamiento de las víctimas infantiles de su figura afectiva protectora .  Una Ideología que permite  la invisibilizacion de delincuentes y su reivindicación social como “buenos padres de familia”.-

Lo preocupante de una teoría y mentira sin sustento serio como el SAP no está   en si misma (cae fácilmente en el ámbito científico ) sino en la facilidad  con la cual se propago y se sigue propagando.  Esto  sucede porque tras ella hay una ideología que la impulsa, la sustenta y la “vende”. Aun hoy y con otros formatos o nombres se sigue poniendo en el banquillo a las reales víctimas del delito de incesto y abuso sexual infantil y a todo adulto que les crea .-

Mienten y confunden poniéndose en rol de victimas de confabulaciones de madre e hijos amparándose en los prejuicios sociales estigmatizantes de la sociedad patriarcal: donde  las mujeres son “locas” vengativas y maliciosas , los niños “tontos”, manipulables y mentirosos   y los varones son legitimados en su rol de “padres de familia ” .

Por eso el desafío de todo adulto protector, de todo operador judicial o  profesional de la salud que pretenda hacer efectivos los Derechos Humanos de las niñas, niños y adolescentes victimas de incesto y abuso sexual infantil y les CREA; está en su avance clarificador sobre las mentiras, las confusiones maliciosas, las formas manipuladas que instalan los agresores y sus cómplices funcionales institucionales y sociales .

Avanzar entre aguas pantanosas de falacias y mentiras , desanudando prejuicios sociales que les facilita la impunidad ; incorporando en la conciencia social la idea que  la vida, la integridad de nuestras niñas y niños y adolescentes frente a estos agresores y depredadores infantiles es responsabilidad existencial de cada uno de nosotros cada uno en su rol de poder .

El incesto, el abuso sexual infantil es una degradación de la civilización humana. No habrá esperanza para la humanidad si seguimos permitiendo que se destruya infancias impunemente.-.
                                                       Villa Gesell, Abril de 2015.-  Graciela Dora Jofre.

*Jueza de Paz Letrada de Villa Gesell.-