viernes, 30 de noviembre de 2018

Conversatorio HIJAS: LAS VICTIMAS INVISIBLES

"...Patricia Fernández Montero, joven autora del libro YA NO TENGO MIEDO, comparte en este video  su experiencia como hija de una familia en situación de violencia doméstica, como sobreviviente y resiliente.
Se transcribe parte de su testimonio,  Minuto 19:31 del video donde habla de su experiencia en los Puntos de Encuentro en España. 

 -“…partiendo de la base que en un Punto de Encuentro se esta vulnerando los derechos del niño porque no se le escucha, porque te obligan a ver a una persona que es un maltratador peligroso y que por algo tienes una visita tutelada y no una visita libre, el niño lo que tiene que hacer allí es sobrevivir, y lo peor de todo es que ya no solo te enfrentas en el marco de tu casa a un maltratador, te enfrentas al maltratador y a un equipo psicosocial que le respalda y que tu sabes desde el momento en que entras por la puerta que te muestras hostil, llegastes y no quieres verle o cualquier cosa lo van a coger e informe que se eleva al juez. Entonces que le diría a un niño que se esta enfrentando a una situación así… le diría que no tenga miedo, porque al final juegan con eso, juegan con el miedo, juegan con nuestra inocencia, juegan con que no sabemos que esta pasando, con que tenemos miedo y tienen potestad de quitarte de tu madre -en mi caso acabo siendo- y los sentimientos que tiene un niño, el sentimiento que tenia yo era que llegas a un campo de batalla. Como he dicho antes no solo te enfrentas a un maltratador, te enfrentas a un maltratador en un entorno que desconoces completamente, con personas que estas viendo que encima le apoyan y le respaldan y eso al final se convierte en un infierno. Y por eso una de las luchas mas grandes que tenemos es que los Puntos de Encuentro no lleguen a existir! Lo que yo no llego a entender es como un niño se le obliga a ver a una persona que pega, que abusa sexualmente de el, que maltrata a su madre, que le maltrata a el. Es una tortura lo que le hacen pasar a los niños y al maltrato psicológico muchas veces y físico si nos andamos con ojo que muchas veces pueden llegar a ejercer allí es alucinante , no esta visibilizado y encima esta respandado por sentencias por peritos que defienden el SAP, psicosociales que lo aplican. Es lo peor de todo que al final todo es un entramado “a lo bestia” que lo que hay es una “mafia” y a los niños en lugar de ser seres humanos nos convertimos en mercancías en ese Punto de Encuentro y perdemos todo tipo de derecho ya no pongo como niño sino como persona…”


No hay comentarios:

Publicar un comentario